emew Smart SystemTM

¿TIENES UNA PREGUNTA?

Electrodeposición emew

La electrodeposición convencional implica colocar un ánodo y un cátodo en un baño con un electrolito estancado con circulación lenta. Los iones metálicos finalmente llegan al cátodo a través de la difusión para depositarse. Con una electrodeposición emew, el electrolito circula rápidamente pasando el ánodo y el cátodo con un flujo más acelerado, lo que aumenta de forma  significativa la transferencia de masa y permite incrementos en la eficiencia y en la recuperación.

“Los novedosos diseños de celdas electroquímicas están emergiendo como unidades de proceso alternas para varias aplicaciones en la industria. La mayoría de los avances en el diseño de las celdas electroquímicas se encuentran en el campo de la mejora de la transferencia de masa. Una mayor transferencia de masa permite un incremento de la producción específica, una disminución de la huella, una mayor selectividad y un depósito de metal a partir de concentraciones más bajas. Uno de los diseños que va ganando aceptación en la industria, es la celda electroquímica anular/ tubular/ cilíndrica. Se concluye que el flujo tipo remolino mejora de forma significativa la transferencia de masa sobre el flujo axial en las celdas electroquímicas anulares debido a la formación más lenta de la capa de difusión”.

Fuente: Mass Transfer in Annular Cylindrical Electrochemical Cells, Etienne Roux

emew Plate

La celda emew Plate se usa generalmente para electrolitos más concentrados cuando la concentración de metal objetivo rebasa los 10 g/ L. La celda emew Plate se usa a menudo para recuperar cátodos de cobre, níquel y estaño en una variedad de aplicaciones que incluyen minería, refinación y reciclaje. Las celdas emew Plate también pueden ir de la mano con la extracción por solvente (SX) e intercambio iónico (IX) cuando es necesaria la concentración previa del metal objetivo.

El cátodo de metal se obtiene fácilmente quitando la tapa del extremo superior y usando la cabeza de extracción especialmente diseñada y un polipasto elevado. La placa inicial de acero inoxidable reutilizable se libera del tubo de metal y se inserta de nuevo en la celda para el próximo ciclo de deposición metálica. Todo este proceso generalmente tarda tan solo de 30 a 60 segundos por celda. Un cátodo puede pesar hasta 25 kg o aproximadamente 50 libras al momento de la extracción. La tasa de producción de una sola celda emew Plate puede ser de hasta 15 kg/día dependiendo del metal y la densidad de corriente usada.

emew Powder

Las celdas emew Powder totalmente automatizadas emplean la misma filosofía básica que las celdas emew Plate, sin embargo, están diseñadas para producir un polvo metálico. Las celdas emew Powder generalmente operan a concentraciones menores de los metales buscados (<5 g/ L), mayor densidad de corriente y menor tasa de flujo que sus contrapartes, las celdas de deposición de metales. El polvo metálico formado en la superficie del cátodo se extrae automáticamente mediante una metodología de enjuague. La naturaleza cerrada de estas celdas, a la par con la limpieza automática, las hace ideales para aplicaciones en metales preciosos como plata, oro con plata, y paladio. Al tener un solo punto de recolección para el metal precioso mejora la seguridad, disminuye las pérdidas y facilita el inventario metalúrgico. Además de los metales preciosos, los sistemas emew Powder también se usan para producir polvos especiales, como el cobre electrolítico y polvos de níquel, así como bismuto y arseniuro de cobre.

emew Polish

La electrodeposición directa se lleva al extremo con emew Polish. Usando el mismo concepto de electrodeposición emew de alta eficiencia, equipada con un cátodo sofisticado y patentado con una gran área superficial, este tipo de celda emew puede recuperar metales por debajo de 5 ppm. Al no ser posible con la tecnología convencional de electrodeposición, la celda emew Polish es ideal para recuperar metales de las corrientes de purga de baja concentración, de aguas residuales o de cualquier corriente de proceso industrial con baja concentración de metales.

Las aplicaciones para emew Polish incluyen:

  • Las refinerías de plata que buscan una alternativa al AgCl para tratar las corrientes de purga y el electrolito gastado
  • Las refinerías de zinc que buscan minimizar el uso de polvo de zinc para eliminar cobre, cadmio, bismuto y otros elementos durante la purificación del electrolito de zinc
  • Cualquier agua residual industrial que esté demasiado diluida para ser tratada por medios convencionales

emew Clean

Una fusión singular de los diseños de celda emew, emew Clean está específicamente formulada para aplicaciones ecológicas. Esta tecnología híbrida patentada utiliza un cátodo emew ‘3D’ con alta área de superficie, en combinación con la tecnología emew Plate para recuperar metales de corrientes diluidas y producir cátodos de alta pureza. Este enfoque innovador y de adición, amplía aún más la capacidad de la tecnología de electrodeposición emew, de modo que la suma sea realmente mayor que los componentes individuales. El resultado es un sistema avanzado de recuperación de metales que puede recuperar metales hasta de menos de 5 ppm, en tanto que también produce cátodos para su reutilización o venta.

Las aplicaciones para emew Clean incluyen:

  • Desechos de cobre de plantas de fabricación de semiconductores
  • Baños de enjuague y desechos de las instalaciones de galvanoplastia
  • Cualquier agua residual industrial que esté demasiado diluida para ser tratada por los medios convencionales

El Grupo emew ha armado un conjunto de tecnologías complementarias que van más allá de la electrodeposición para ofrecer soluciones de tecnología limpia para la gestión ambiental, la recuperación de metales, la eficiencia energética y el tratamiento de aguas residuales.

Digestión/ Lixiviación

Muy a menudo, la parte más difícil de la recuperación efectiva de metales a partir de lodos y materiales sólidos es obtener una solución para la separación y la recuperación selectiva, emew ofrece una variedad de tecnologías eficaces de digestión y lixiviación, a la par con el know-how para la obtención de varios metales difíciles de procesar en una solución para su separación y producción como metales de valor comercial.

Intercambio de iones (IX)

Los procesos de intercambio de iones (IX), permiten la purificación y concentración de iones específicos a partir de soluciones para la recuperación selectiva. Los ejemplos incluyen la separación de níquel del cobalto, separación de paladio de la plata, cobre de los cloruros o aguas residuales de minas, y níquel de soluciones de níquel no electrolítico. En la mayoría de los casos, las unidades de intercambio de iones son autónomas, montadas sobre un bastidor y controladas por PLC. La operación relativamente sencilla de intercambio iónico a pequeña escala en comparación de la extracción con solvente hace que la tecnología sea ideal para una puesta en marcha rápida en operaciones pequeñas y medianas. Las variantes, tales como el IX continuo y el IX de lecho fluidizado, ofrecen ventajas sobre el lecho fijo IX convencional para las soluciones con sólidos en suspensión y para minimizar las aguas de enjuague usadas en el proceso de intercambio iónico.

Extracción por solvente (SX)

La extracción por solvente (SX) se ha usado durante más de 50 años en la industria del cobre para la concentración y purificación del cobre y otras soluciones antes de la electrodeposición. La extracción por solvente es común para tratar electrolitos complejos de baja ley, para la separación, purificación, enriquecimiento y recuperación.

Las plantas de extracción por solventes son de circuito cerrado en combinación con la lixiviación y la electrodeposición con un reciclaje óptimo de reactivos para producir cátodos de metal. La SX también se puede usar para extraer y separar níquel y cobalto de soluciones con cloruros, sulfatos y amoníaco. Las plantas modulares SX de bajo costo que ofrece emew son ideales para proyectos de minería a pequeña escala y de capital limitado